Ventajas de la movilidad eléctrica: ¿se te ocurre alguna más?

En Ongolf llevamos años poniendo nuestro granito de arena en la introducción del vehículo eléctrico en los campos de golf. Estamos absolutamente convencidos de que el futuro de la industria automovilística, sea del tipo de sea, pasa por la adopción de nuevas tecnologías más limpias, eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

Afortunadamente, poco a poco, tanto las grandes marcas como los propios usuarios van dando pasos en este sentido, una inercia que lleva a una progresiva reducción de precios y, por tanto, la popularización de los vehículos eléctricos.

A nosotros se nos ocurren muchas razones para dar el salto a la movilidad eléctrica. Aquí resumimos algunas:

Menor contaminación

Los vehículos eléctricos no emiten gases contaminantes y su fabricación suele ser más respetuosa con el medio ambiente.

Menor coste

El coste de utilización de un vehículo 100% eléctrico es muy bajo en comparación con uno diesel o gasolina. En concreto, casi siete veces más bajo. Es como para pensárselo, ¿no?

Menor mantenimiento

Las revisiones de este tipo de vehículo son algo más económicas ya que nos ahorraremos sustituciones de aceites, líquidos y filtros en gran medida.

ded

Facilidades públicas

En muchos municipios de España, los vehículos eléctricos pueden estacionar en zona azul sin necesidad de pagar

Mayor acceso

Cada vez más, las grandes ciudades están imponiendo restricciones de tráfico para vehículos en zonas determinadas debido a los altos índices de contaminación. Con un vehículo eléctrico nunca tendrás esa limitación y podrás acceder a esas zonas sin esfuerzo.

Seguros más bajos

Por norma general, debido a las prestaciones y a las características generales de los potenciales compradores, los seguros son algo más económicos para los coches eléctricos.

Menos ruido

Menor nivel de ruido, vibraciones casi imperceptibles y casi no emiten calor.

Menos averías

Menor posibilidad de averías mecánicas así como menor desgaste general de los neumáticos y componentes del sistema de frenado (dependiendo del conductor). Los desgastes generales son menores debido a las limitadas prestaciones de algunos de los modelos disponibles en el mercado.

Mejor eficiencia energética

Eficiencia energética entorno al 90% frente al 38% de un motor diésel medio.

Par máximo

Par máximo desde 0 rpm y potencia constante.

 

¿Te parecen estas razones suficientes para pensar en la compra de un eléctrico?